Lemonade International

Dando oportunidades por medio de educación y cuidado integral a los más necesitados para que tengan una vida plena

Tita Evertsz: Fundadora

Tita Evertsz: Fundadora

Este es un segmento del documental Reparando producido por nuestros amigos y colaboradores Athentikos.
 

“En octubre del 1987, mi vida tomó un giro radical al haber tenido un maravilloso encuentro con Dios… tras haber llevado una vida apartada de vivir para El, y, por supuesto, mi vida fue amorosa, radical y drásticamente rescatada por Dios y, a consecuencia de eso, le dediqué mi vida en total gratitud y compromiso.

En Semana Santa de 1995 empecé la misión, con mucha pasión en mi corazón, amando y dando a conocer a Dios a mareros, drogadictos, ladrones y personas apartadas de la voluntad buena, agradable y perfecta de Dios; esto lo considero un GRAN honor ya que he podido conocer, lo que en buen chapín se dice: “el otro lado de la moneda”, o sea, su lado bueno, su lado valioso, sus dones y talentos que Dios les ha dado. También conocí sus historias escondidas… y con tremendo dolor me decía a mi misma: si uno de nosotros hubiera estado con ellos en ese “tiempo difícil” que marco sus vidas, ellos no serian lo que hoy son.

Llegué a este precioso vecindario de La Limonada (yo le llamo “Diosidencia”) sin siquiera conocer en donde estaba entrando. Me tocó presenciar vivencias increíblemente dolorosas y eso me llevó a orar: “Señor, ayúdame a prevenir esto y no a tener que sanarlo”.

La respuesta de Dios fue “trabaja con prevención”. Y así es como se inicio la Escuelita Limón, proveyendo un lugar seguro para esos niños dándoles una atención integral. Por esto el nombre “Vidas Plenas”, porque entendemos que Dios desea que vivamos y disfrutemos santamente la “plenitud” de todo.

Nuestra tarea es luchar a favor de ellos para que tengan mejores oportunidades, las oportunidades que sus padres no han tenido, las oportunidades que todo ser humano debe tener.

Con el paso de los años, Dios ha agregado a nuestro equipo de trabajo, hombres y mujeres fieles de acuerdo a Jeremías 3:15, con un corazón de acuerdo al de El.”

Mientras más conocía a las familias, más cercana me sentí a ellas, y así fue como empezamos a tener reuniones de estudio bíblico y oración en las que muchos niños nos acompañaban.