Lemonade International

Dando oportunidades por medio de educación y cuidado integral a los más necesitados para que tengan una vida plena

Blog
  • Jul 28,2016

    Las Caminatas de Oración son un Día en la Universidad de la Vida

    Queridos amigos, hoy tenemos una bloggera invitada. Mónica trabaja con nosotros, es parte del equipo administrativo y hoy nos cuenta acerca de lo que significan las caminatas de oración para ella.
    Mónica nos comparte lo siguiente:
    Los miércoles del año 2016 tienen un lugar muy especial en mi vida y corazón, un color y sabor que no conocía y que amo. Miércoles de oración en la Limonada es un día en la Universidad de la vida, aprendiendo en cada casa, calle, callejón, esquina, puesto de venta.
    Vemos a Dios a través de hombres reponiéndose a adversidades, luchando por un futuro mejor para sus familias, abuelas doblando rodillas por sus hijos y nietos; mujeres que salen a las calles a vender periódico, fruta, accesorios. Niños saliendo a estudiar creyendo y sabiendo que pueden hacer la diferencia, niños luchando contra una enfermedad que los hace dependientes de medicinas y procedimientos regulares, bebés reflejo de inocencia.
    Es allí a través de ellos que Dios nos muestra la fortaleza del ser humano, como es posible salir adelante contra todo pronóstico, contra toda adversidad; y no por fuerza nuestra como individuos, como personas de carne y hueso, si no la fortaleza que solo Él como Dios Todopoderoso puede darnos, y la FE puesta en Él.
    En esos momentos que creemos ya no poder más, doblamos rodillas y vemos que es posible continuar porque Él pelea las batallas, abre puertas, da esperanza, escucha cada una de las oraciones y de su mano tenemos la victoria.
    Como highlight del día y como muestra que en Dios hay gozo, paz, amor y esperanza, la vida de estas amigas, en especial de Doña Vicky (suéter morado). Ella es una mujer que su cuerpo revela el paso de los años, vida, experiencia, trabajo, pero lo más lindo un corazón agradecido con Dios.
    Una mujer llena de juventud, gozo, alegría, chispa, entusiasmo, FE, paz, bondad, humor, esperanza. Porque la juventud y la alegría se llevan en el corazón!
    13654402_10209202768242984_631272914859134354_n
    Gracias Doña Vicky por siempre tener una sonrisa y una bendición para nosotros, gracias por inspirarnos y llenarnos de ánimo !!!

    «La gloria de los jóvenes es su fuerza, Y la hermosura de los ancianos es su vejez.» Proverbios 20:29
  • May 11,2016

    Historias de La Limonada: Amelia

    Los abuelos de Amelia fueron ladrones, en medio del hambre, la extrema pobreza, falta de educación y oportunidades, y la presencia de gran ignorancia, robar fue lo único que ellos pudieron ver como solución en medio de una familia en la que el hambre se hacía constante. 

     

    Amelia, aprendo este “oficio” desde temprana edad, era parte del ADN de la familia. El robo no era el único pecado presente, había abuso en sus diferentes maneras.

     

    Los padres se iban por mucho tiempo mientras Amelia debía de cuidar de Víctor y Claudia, sus hermanitos menores. Amelia tenía que ir a pedir comida a las vecindades y ver quien le regalaba leche para sus hermanitos… Amelia no tuvo niñez, sus muñecas eran sus hermanitos, sin embargo, no los podía poner a un lado, ellos demandaban de su constante atención.

     

    Amelia ha sido marginada, aun por los marginados, pero, no por Dios.

     

    He sido testigo de cómo Dios ha seducido a Amelia, una y otra vez y de distintas maneras, eso me hace amarlo más, porque veo como, con tanto amor, constancia, paciencia y encanto Dios la busca, la seduce una y otra vez… Él sabe su niñez, Él conoce lo que a la vista humana no es obvio. 

     

    Amelia ha asistido un grupo de lectura Bíblica por algunos años, ya no roba igual, dice ella, ya no roba todos los días, ahora tiene temor de Dios, espera mejor en que Él aparezca con un milagro… pero, en casa de Amelia, siempre hay lugar para uno o dos más; la comida que era para 7, fácilmente se puede convertir para 10 o 12, siempre comparte, siempre recibe con tanta compasión al que necesite.

     

    Una de tantas ocasiones en que la hemos visto amar al prójimo, fue cuando un adolescente se quiso suicidar un par de veces, nosotros estábamos muy angustiados y Amelia, sin siquiera pensarlo, se lo llevó a su casa… “vengase conmigo mijo, yo le doy posada, aquí conmigo usted tiene un lugar, vengase” y nos decía: “váyanse tranquilos, yo lo voy a cuidar”.

     

    Amelia ha dado el fruto del Espíritu, la obra que Dios ha iniciado no la va a dejar a medias Filipenses 1:6, Su palabra ha caído en un corazón más, y no va a regresar hacia, Isaías 55.

     

    La Biblia dice que Él habita en medio de la densa oscuridad… al fin y al cabo, Él es luz!!!

  • May 9,2016

    Historias de La Limonada: Harry

    Harry vivía en un pequeño cuarto con 4 hermanos y su madre. Eventualmente, llega a quedarse y vivir con ellos  su hermana mayor con sus 2 hijos. Serían 8 personas en un cuartito con tan solo dos camas. El amor los une, todo les puede hacer falta, pero no el estar allí para apoyarse incondicionalmente.

     

    Ninguno trabaja, a veces, la mamá logra un par de lavados de ropa ajena a la semana, pueden ser unos Q100 si mucho, ($0.37 al día por cada uno, cuando no llega la hermana).

     

    Todos tienen un noble y buen corazón, llenos de compasión y amor, sin embargo, la devastadora ignorancia ha tomado ventaja de ellos de una manera fuerte.

     

    Harry, uno de los hermanos mayores, asistía a la Academia. Un buen chico, fuertemente marcado por el resentimiento de no tener futuro, una marcada ira por la impotencia de vivir en extrema pobreza, de nunca tener la seguridad si iba a comer o no, el hambre había apretado su estomago, lleno de lombrices, un millar de veces.

     

    A Harry le gustaba leer, su maestra le prestaba libros, y él se los llevaba a casa, esto era hermoso, porque siempre cuidaba muy bien de los libros, como su tesoro más preciado.

     

    Su asistencia a la Academia era bastante irregular, por la falta de estructura en su casa, todos dormían hasta que ya no podían mas, esto podría ser hasta el medio día… quién sabe, tal vez así evadían el hambre y todo lo demás.

     

    Harry se empezó a juntar con algunas personas que habían tomado mal camino, pero esto le permitía tener un poco de dinero en la bolsa para llevar comida a casa… el conflicto entre creer en Dios y pobreza/necesidad provocó una gran tensión.

     

    Harry siempre regresaba a pedir oración, y, asistía nuevamente por un tiempo, de vez en cuando, la realidad de Dios se hacía fuerte, más fuerte que la necesidad y la maldad que lo pudiera haber alcanzado.

     

    Harry creció, se involucró en una pandilla, se juntó con una mujer, hizo “su vida”  Nos buscaba eventualmente, nos llamaba por teléfono, nos pedía oración siempre.

     

    Un día especifico, regresó a su casa, algo muy extraño, estaba desesperado… me llamó por teléfono y me dijo que quería hablar conmigo, que le urgía, esa noche asistió a una Iglesia, pasó al altar, se arrodillo y lloró mucho, las personas estaban asombradas, sentían que habían visto la misma gloria de Dios que alguien como él, hiciera tal cosa públicamente…

     

    Sin embargo, esa noche se fue a dormir y nunca despertó, Harry murió en algún momento de la noche. Yo miraba su cuerpo, la familia llorando y el mundo parecía haberse detenido, no había ruido, no había sensación, parecía que estaba en otro planeta observando todo… Harry se había ido, allí estaba su cuerpo todo tatuado, tendido…

     

    Mas Dios, quien todo lo sabe y todo lo ve, quien conoce hasta cuantos cabellos tiene nuestra cabeza, conoció cada una de las esquinas oscuras de Harry, y porque la luz se había apagado allí…

     

    No todas las historias tienen lo que el humano llama éxito, pero, todas las historias han tenido oportunidades, han sido amadas y Dios sabe el resto.

  • May 3,2016

    Historias de La Limonada: Rosita

    La semana pasada en nuestra caminata de oración, Rosita se me acercó con mucha delicadeza y me preguntó si podía platicar conmigo. Nos apartamos del grupo y le puse toda mi atención, parecía algo muy importante, entonces me dijo:

    Yo quería decirle que muchas gracias por lo que hacen, muchas gracias por estar aquí presentes en la colonia, pues lo que pasa es que uno como padre se ocupa de tantas cosas que hay que hacer, que fácilmente olvidamos lo más importante.

    Ustedes en la Escuela para Padres nos recuerdan que cosas son las más importantes en la familia, y nos ayudan a enfocarnos en nuestros hijos. Quiero darle las gracias por la ayuda que nos dan a todos en la colonia.

    Yo estaba muy impresionada y agradecida porque alguien se hubiera tomado el tiempo de expresar su gratitud.

    Rosita solía ser una madre que era abusiva con su hija, muy abusiva, pero ha cambiado, está cambiando gracias a las enseñanzas que Dios nos permite dar a través de la Escuela para Padres.

    Testimonios como este nos animan a seguir haciendo la obra que Dios nos ha enviado a hacer a La Limonada. La luz está penetrando la oscuridad, poco a poco!

  • May 2,2016

    Historias de La Limonada: Santiago

    Santiago vive en un hogar bastante conflictivo y extrema pobreza, el padre es alcohólico, la madre con necesidades especiales, y el hermano mayor con OCD; todo esto, además de vivir en una zona de alta violencia y drogadicción.

     

    Santiago ha sido un niño que estuvo con nosotros desde pequeño, como parte de una de las Academias, siempre fiel en venir, nuestro pequeño Santiago, lleno de vida y de voluntad firme pero al mismo tiempo, retraído, también bastante simpático e inteligente.

     

    Fue seleccionado para el programa de becas por la clase de hogar en el que vivía, y porque Santiago mostraba deseos de superación y sabíamos que si no le dábamos la oportunidad, las calles con su perdición le esperaba ansiosamente.

     

    Cruzó muchos conflictos en su adolescencia, frustración e ira en medio de todo lo que le rodeaba, muy enojado de ver su hogar tan disfuncional y quebrado. Con muchas dudas cruzando en su ser, por un tiempo olió pegamento, en otro tiempo tomó licor, pero el equipo de maestros nunca dejó de creer en un milagro. No podíamos aceptar que se nos fuera de las manos, confiábamos que Dios tenía un mejor plan para su vida.  Un par de maestras en especial le dedicaron tiempo de calidad, mucho amor y paciencia, consejos, atención y amor todo el tiempo.

     

    Santiago ha logrado graduarse, y le pidió a una de estas maestras que subiera al podio cuando le daban su diploma, él la quería a su lado, compartir su victoria con quien había luchado a su lado, a todos los alumnos los acompañaban sus padres, pero a Santiago, lo acompañaba una mujer que había hecho el papel de madre quien le había mostrado un amor incondicional e incansable. Santiago la honró con eso.

     

    Hoy Santiago, es un chico firme, ha conservado su trabajo por más de 2 años, es sobresaliente y constante, y con sueños de entrar a la universidad. Sus luchas no han terminado aún, pero él tiene las herramientas para enfrentar la vida.

     

    Estas son historias de lucha, enorme lucha, pero de éxito, de gran éxito. Nos muestran que vale la pena luchar por estos chicos, siempre vale la pena, aunque la historia no parezca ser exitosa en algún punto de la vida. Siempre hay esperanza, siempre que el amor de Dios está presente no puede haber más que éxito si perseveramos a pesar de todo!

  • Apr 29,2016

    Historias de La Limonada: Rafael

    Rafael es un buen chico, noble y con buen corazón, tiene 19 años y va en 10º grado, pero ha crecido en un barrio en el cual la influencia de violencia, drogas e influencia sexual es muy fuerte… Rafael es un estudiante promedio, no sobresaliente, pero tiene sueños todavía.

     

    Rafael se ha unido a un grupo de muchachos que andan haciendo cosas malas, pareciera que Rafael es la gota blanca en medio de un fondo oscuro. Nosotros sabemos que ese no es el lugar para nadie, pero sabiendo que Rafael tiene sueños y potencial… hemos querido ayudarlo ya que alguien tuvo la buena voluntad de dar el dinero específicamente para los estudios de él.

     

    Rafael sigue estudiando, le hemos visitado y su mamá nos contaba la lucha tremenda que tiene Rafael en seguir el buen o el mal camino. Lucha por asistir al colegio, lucha por ponerse al día en las tareas, pero la fuerza de sus amigos es fuerte.

     

    No sabemos aún si Rafael va a salir con éxito, no sabemos hoy el camino que Rafael elegirá al fin, pero, por lo menos, ha recibida ayuda, ha recibido amor y cuidado, ha recibido buenos consejos, oraciones y una digna oportunidad, porque hemos visto el rostro de Jesús en él.

     

    Mientras platicábamos de su lucha por los dos caminos que tiene abiertos, casualmente observamos sus zapatos colocados en las gradas, uno de uno y otro de otro, una manera visual de ver su lucha y tensión entre los dos caminos.

     

    Randy

     

    Esta es nuestra realidad muchas veces, sembramos y ayudamos en obediencia a Dios aunque no tengamos idea de los resultados. Dios es justo, y así como a Judas lo incluyó en los 12 sabiendo que le iba a traicionar, Dios quiere que nosotros demos oportunidades; aunque así no las aprovechen. Porque es digno de nuestro Dios el dar honra, porque Él es honorable, da más que por ver si merecen o no… porque para Dios, todos merecen.

  • Mar 24,2015

    Aprendiendo a No Juzgar

    IMG_1778

    Juzgar… cómo necesito aprender a no juzgar!!

     

    Amo a Dios, pues puede ser tan impredecible y al mismo tiempo fácil de predecir, le adoro, me fascina y me cautiva su única y asombrosa manera de ser.

     

    Me ha enseñado tanto pero al mismo tiempo, siento que me hace tanta falta por aprender!

     

    Hay cosas que sí puedo saber de mi Amado Dios:

     

    • Siempre es fiel, nunca falla, jamás!  Siempre está obrando, siempre! El es tan dueño de la eternidad, pero nunca pierde su tiempo!   Siempre estará presente aunque no sé de qué maneras se presentará o por dónde asomará.
    • Su justicia es incomprensible, como todas sus actitudes, profundamente incomprensible, siempre me enseña algo nuevo, siempre me recuerda algo aprendido, siempre paciente, amoroso y tan espléndidamente bello.
    • Su amor, siempre diligente, perseverante, férreo, incansable, eterno y admirablemente exagerado en hermosura y poder, muy apasionado, tan romántico! Me fascina y me deleito tanto en observar cuando seduce a alguien, se toma su tiempo, despacio, constante, firme, paciente, fiel, incansable, original, utiliza diferentes medios, personas, clima y todo lo que nos rodea para seducirnos y enamorarnos, hasta que irresistiblemente caemos a sus pies, rendidos en completo amor!

     

    Hay una niña, inocente pero sufrida, le toco una vida dura, pues nació en un hogar que, por 2 generaciones, la familia se dedicó a adquirir dinero fácil. Ella, como hermana “mayor”, (no mas de 6 años) mientras sus padres estaban borrachos y ausentes de casa por varios días, debía cuidar a sus hermanitos, bebe una y el otro menos bebe pero siempre chiquito, de “pecho” los dos. Ella niña también, debía ver qué hacer para criar a sus hermanitos, buscaba quien les diera “pecho” y se iba al mercado a robar frutas y verduras para tener comida.

     

    Cuando ya crecieron, no tardaron en aprender el modo familiar de ganarse la vida, se dedicaron todos a robar. Años de vandalismo! Cárcel, heridas de bala, linchamientos y todo lo que esto conlleva. Pero, Dios, sabia que habían sido victimas de… tantas cosas no escritas aquí, Dios les protegió, les sedujo pacientemente y enamoró hasta que, rendidos ante su gran amor, han caído recibiendo salvación y sintiendo un terrible pero hermoso arrepentimiento, lágrimas de profundo dolor, lágrimas amargas por cada detalle actuado y tiempo desperdiciado, la luz les ha llegado a lo mas profundo de sus entrañas y el amor de Dios les ha perforado y ha cruzado lo que el ser humano no puede cruzar, lo que la cárcel no puede lograr, ellos han sido reformados por el extravagante amor de Dios!!!

     

    Cuántas veces, en ignorancia, hemos deseado tantas cosas malas para estos ladrones? No sabiendo qué es lo hay atrás de esa aparente maldad, sin saber qué han sido criados al abandono de los que les debieron cuidar y proteger, guiar y enseñar el buen camino… pobres víctimas  andan por todos lados.

     

    Hoy, gracias al amor que Dios nos ha enseñado a dar, ese amor incansable, perseverante, férreo… podemos ver la salvación en esta familia, solo falta una persona, pero, conociendo a Dios… le llegará su día de salvación y restauración.

     

    No estoy de acuerdo para nada con el vandalismo, lo desapruebo del todo, pero, agradezco que mi Dios me ha mostrado mas allá de lo que ven mis ojos y me ha enseñado que así como son mas buscados para “pagar por lo que han hecho”, también, son mas buscados por Dios para darles justicia divina de salvación, pues El sabe, El conoce mas allá de lo que el ojo humano conoce, y sabe que tan solo fueron víctimas de falta de amor o, incluso, de odio.

     

    • Bendito sea Dios por el Evangelio, estas Buenas Nuevas de la paz.
    • Bendito Dios porque podemos dedicarnos a la prevención con niñez y llegar a tiempo, antes que el mal les carcoma el ser, acompañándoles mientras son victimas y, hacer, lo que en cada caso, podemos y debemos hacer.
    • Bendito Dios que hay maneras de prevenir el desastre que causa la falta de amor, o, la presencia del odio.
    • Bendito Dios por Su apasionado, diligente e incansable amor!!!
    • Bendito Dios por todos los que se han unido a esta causa!!!

     

     

  • Nov 24,2014

    Leonor

    LeitoLeonor Sándigo – 24 años de edad

     

    Leito, como amorosamente le decimos, comenzó en la Academia cuando tenía 10 años de edad. Cuando tenía 14 años empezó 1o básico y recibió una beca de Vidas Plenas. Leito fue a Colegio Adonnai para completar los básicos. Luego, para la carrera se fue al Colegio “Dr. Richard, un Colegio de secundaria con preparación universitaria, donde obtuvo su título de Bachiller en Ciencias y Letras.

     

    “Siempre ha sido mi sueño de estudiar medicina y me he auto motivado para ser la mejor. Me gustaría quedarme hasta tarde estudiando y luego levantarme temprano al día siguiente para seguir estudiando. “

     

    Leito quiere estudiar fisioterapia en la Universidad el próximo año 2015.

     

    “Aquellos de nosotros que nos graduamos, somos un gran ejemplo para demostrar a los demás que sí se puede. Por eso, animé a mis hermanas a seguir estudiando a pesar de que era difícil.

    Para mi, obtener educación significa moverse por encima del resto, hacia el progreso, es lo mejor para cualquier persona.

     

    Cuando me estaba graduando de sexto grado mi mamá me dijo que yo no podía estudiar más porque no teníamos dinero. Mis sueños de estudiar medicina fueron inmediatamente aplastados. Dicen que ir a la universidad es sólo para los ricos, y que la gente pobre como nosotros sólo pueden llegar al sexto grado. Luego recibí mi beca y todo cambió.

     

    No es que los demás no quieren estudiar, es sólo que ellos no pueden por el dinero. Así que necesitamos un poco de ayuda de otra persona.”

  • Nov 20,2014

    Oportunidades

    Jackeline Roman

     

    Jackeline Román Sulema Silvestre – 23 años

     

    Jackeline se graduó de la escuela secundaria en 2012. Se especializó como secretaria, asistente de oficina y administradora de empresas. En la actualidad no tiene un trabajo, pero antes estaba trabajando en la panadería ‘Patsy’, y ese trabajo requiere un diploma de secundaria.

     

    Luchó mucho y siempre se esforzó. Ella está agradecida de que comenzó en la Academia a una edad tan joven, porque después ella pudo recibir su beca. Si ella no hubiera asistido a la Academia no habría logrado estudiar. Ella comenzó a recibir una beca desde el 2006, pero reprobó el 2º básico, así que, Jackeline estaba segura que Tita le iba a quitar la beca. Pero luego tuvieron una reunión y acordaron que continuaría recibiendo el apoyo de su beca ya que, aunque era un reto y algo difícil, Jackeline deseaba superarse y continuar sus estudios. Jackeline se sorprendió de la respuesta positiva y estaba muy agradecida.

     

    Entonces, quedó embarazada cuando estaba en tercero básico, así que, fue a decirle a hermana Tita y Yoli la noticia y ahora sí estaba segura de que le iban a quitar la beca. Pero ellas le dieron otra oportunidad debido a su deseo de superarse, su honestidad y buena acittud.

     

    “Yo no podía creer que me querían seguir dando la beca.” Después de todo, resultó que mi bebé no era un obstáculo, sino una mayor motivación para salir adelante en la vida y tener éxito. Ocho días después del nacimiento de su bebé, su madre fajó su estómago muy apretado (ella acababa de pasar por una cesárea) y se subió a la camioneta para ir a la escuela y hacer los exámenes de fin de año.

     

    Jackeline se casó con el padre de su bebé al cual le dispararon delante de ella y el bebé y murió instantáneamente.

     

    Jackeline recuerda con una sonrisa en su cara: “Fue tan divertido en ese entonces, ya sabes, cuando los maestros de esa época estaban allí. Yoli estaba a cargo de 9 estudiantes y teníamos actividades especiales. Si sacábamos buenas notas podíamos tener una fiesta en la piscina en la casa de hermana Tita a quien le decíamos: “abuela”. Nunca olvidaré eso. También fuimos a comer los fines de semana como grupo. Nos sentimos muy especiales, porque sentíamos que nuestra vida iba en una buena dirección. Éramos parte de algo más grande que nosotros mismos.

    Estar becada fue como una bendición y un regalo, porque me dieron todo, todo, todo. De mis útiles escolares hasta mi uniforme, ¡todo! Me dije a mí misma que las buenas oportunidades sólo vienen una vez en la vida así que tuve que seguir estudiando y no desaprovechar tan grande oportunidad. Yo nunca me hubiera graduado sin esta oportunidad.”

     

    Su madre y el bebé estaban sentados allí todo el tiempo, interactuando con nosotros en la entrevista. El nombre del bebé es Hugo. La madre de Jackeline lava la ropa de otras personas para ganarse la vida. Su hermano va a construir un segundo piso en su casa para mudarse con ellas.

  • Nov 18,2014

    Mayrita Ramírez

     

    Mayra Alejandra Ramírez González – 22 años

     

    Me reuní con Mayra a las 8:00 la mañana del viernes. Ella pidió permiso especial en su trabajo como secretaria para entrar tarde, porque tenía esta entrevista conmigo. Ella ha estado trabajando en una tienda de muebles de oficina durante más de un año y esta feliz allí, a pesar que le toma más de una hora de camino para llegar en camioneta a su trabajo. Mayrita no habría conseguido este trabajo si no se hubiera graduado de secundaria. Además, con su trabajo ayuda a pagar las cuentas y alimentos en su casa.

     

    Ella tenía ocho años cuando comenzó en la Academia Limón. En aquel entonces se llamaba la Escuelita Limón. Se graduó del Colegio Adonai en secundaria, y, del programa de Becas en 2011. Recibió una beca completa desde que estaba en 1o básico. También recibió apoyo cada año para la compra de útiles escolares y uniforme.

     

    En la Academia Mayrita aprendió mucho más acerca de Dios, la manera de amarlo y cómo ser una mejor persona. Mayrita también llevaba sus tareas a la Academia, donde recibía ayuda para hacerlas. Mayrita afirma que es más inteligente debido a haber asistido a la Academia.

     

    Su papa murió en un accidente cuando ella tenia apenas 12 años y en ese año, su madre se mudó a los Estados Unidos y en ese mismo, su hermano fue asesinado. Hoy, Mayra vive con su hermana y su cuñado. Asistió al Colegio Addonai en la zona 5 y se graduó del “Colegio Investigación Científica Conjunto.” Siempre tenia el primer o el segundo lugar de mejores calificaciones entre todos los alumnos del colegio y no solo de su grado.

     

    Mayrita fue a las reuniones mensuales de becas con Vidas Plenas y siempre sintió el apoyo de la fundación. Indica que ella siempre se sintió motivada. “Yo puse de mi parte para estar motivada, y la fundación hizo su parte por darme este regalo de poder estudiar”. Me esforcé por obtener mi título de secundaria. La posibilidad de tener un buen trabajo me motivó. Fue un reto para mí y una meta.”

     

    Antes de comenzar su empleo actual, Mayra fue secretaria en la escuela secundaria de donde se graduó.

     

    Mayrita quiere empezar a estudiar en la universidad el próximo año, quiere estudiar Auditoría. Para poder ingresar a la “U”, hay que ganar un examen de ingreso y por eso se está preparando para ese examen, ya que en la U le dan una serie de temas para prepararse.