Lemonade International

Dando oportunidades por medio de educación y cuidado integral a los más necesitados para que tengan una vida plena

Blog
Nov 20,2014

Oportunidades

Jackeline Roman

 

Jackeline Román Sulema Silvestre – 23 años

 

Jackeline se graduó de la escuela secundaria en 2012. Se especializó como secretaria, asistente de oficina y administradora de empresas. En la actualidad no tiene un trabajo, pero antes estaba trabajando en la panadería ‘Patsy’, y ese trabajo requiere un diploma de secundaria.

 

Luchó mucho y siempre se esforzó. Ella está agradecida de que comenzó en la Academia a una edad tan joven, porque después ella pudo recibir su beca. Si ella no hubiera asistido a la Academia no habría logrado estudiar. Ella comenzó a recibir una beca desde el 2006, pero reprobó el 2º básico, así que, Jackeline estaba segura que Tita le iba a quitar la beca. Pero luego tuvieron una reunión y acordaron que continuaría recibiendo el apoyo de su beca ya que, aunque era un reto y algo difícil, Jackeline deseaba superarse y continuar sus estudios. Jackeline se sorprendió de la respuesta positiva y estaba muy agradecida.

 

Entonces, quedó embarazada cuando estaba en tercero básico, así que, fue a decirle a hermana Tita y Yoli la noticia y ahora sí estaba segura de que le iban a quitar la beca. Pero ellas le dieron otra oportunidad debido a su deseo de superarse, su honestidad y buena acittud.

 

“Yo no podía creer que me querían seguir dando la beca.” Después de todo, resultó que mi bebé no era un obstáculo, sino una mayor motivación para salir adelante en la vida y tener éxito. Ocho días después del nacimiento de su bebé, su madre fajó su estómago muy apretado (ella acababa de pasar por una cesárea) y se subió a la camioneta para ir a la escuela y hacer los exámenes de fin de año.

 

Jackeline se casó con el padre de su bebé al cual le dispararon delante de ella y el bebé y murió instantáneamente.

 

Jackeline recuerda con una sonrisa en su cara: “Fue tan divertido en ese entonces, ya sabes, cuando los maestros de esa época estaban allí. Yoli estaba a cargo de 9 estudiantes y teníamos actividades especiales. Si sacábamos buenas notas podíamos tener una fiesta en la piscina en la casa de hermana Tita a quien le decíamos: “abuela”. Nunca olvidaré eso. También fuimos a comer los fines de semana como grupo. Nos sentimos muy especiales, porque sentíamos que nuestra vida iba en una buena dirección. Éramos parte de algo más grande que nosotros mismos.

Estar becada fue como una bendición y un regalo, porque me dieron todo, todo, todo. De mis útiles escolares hasta mi uniforme, ¡todo! Me dije a mí misma que las buenas oportunidades sólo vienen una vez en la vida así que tuve que seguir estudiando y no desaprovechar tan grande oportunidad. Yo nunca me hubiera graduado sin esta oportunidad.”

 

Su madre y el bebé estaban sentados allí todo el tiempo, interactuando con nosotros en la entrevista. El nombre del bebé es Hugo. La madre de Jackeline lava la ropa de otras personas para ganarse la vida. Su hermano va a construir un segundo piso en su casa para mudarse con ellas.

Add to the Conversation

Mail (will not be published) (required)