Lemonade International

Dando oportunidades por medio de educación y cuidado integral a los más necesitados para que tengan una vida plena

Academias para la Vida

Academias para la Vida

Las “escuelitas” o Academias para la Vida son un centro de aprendizaje complementario a la educación formal de la escuela.

Aquí se les brindan oportunidades de recreación y crecimiento a los niños de La Limonada. En las Academias para la Vida (llamadas cariñosamente “las escuelitas”), se les provee a los niños de 1 a 16 años, de lunes a viernes, en dos jornadas de 2.5 horas cada una, las siguientes oportunidades:

  • Alimentación: Desayuno o almuerzo nutritivo, y suplemento vitamínico
  • Hábitos de higiene dental y corporal
  • Construccion de valores, hábitos y creencias
  • Refuerzo académico (apoyo para hacer tareas de la escuela)
  • Clase de Arte, Música, Inglés y Biblia
  • Biblioteca para inculcar el hábito de lectura
  • Paseos fuera de la comunidad
  • Tiempo de juegos de mesa
  • Apoyo psicológico para sanar sus heridas y contar con herramientas para enfrentar la vida
  • Educación sexual con valores morales y espirituales

Cada academia brinda atención personalizada a los niños, dividiéndolos por edades en aulas de 12 a 15 niños. Cada una cuenta con al menos 4 maestras, una psicóloga, una persona de cocina, y una encargada de mantenimiento y limpieza.

La asistencia a la academia es gratuita, con la única condición que los padres asistan una vez al mes a la Escuela para Padres que se imparte una vez al mes en donde se tratan temas de interés familiar.

Algunas de las clases son impartidas por voluntarios norteamericanos que bondadosamente vienen a compartir sus talentos y conocimientos con los niños por períodos de 2 semanas hasta de 2 meses.

Si deseas apadrinar a un niño para que pueda asistir a la academia durante un mes haz clic aquí.

Silvita fue parte del programa de las Academias, era una niña muy dulce y especial. Al cabo de algunos meses de asistir a las academias, mataron a su papá, quedando solos su madre, Silvita y sus dos hermanos mayores. La mamá de Silvita no pudo tolerar el dolor, así que se fue a los Estados Unidos, dejando a los 3 hermanitos.

Podíamos ver el potencial en ella y su gran deseo de superación, así que la apoyamos con darle una beca para cursar la Secundaria. Su hermana se casó, así que en su casa quedaron ella y su hermano nada más.

Transcurrió el tiempo y lastimosamente, su hermano murió ya que unos delincuentes entraron a asaltar en el lugar donde él trabajaba, siendo él una de las víctimas inocentes de ese robo.

Durante toda la secundaria Silvita obtuvo el primer o el segundo lugar en el colegio en donde estudió y concluyó su carrera de Bachillerato con excelentes calificaciones.

Ella supo tomar buenas desiciones y aprovechar las buenas oportunidades que Dios le dio. Nos sentimos muy afortunados y orgullosos de poder haberle ayudado en el tiempo oportuno, y contar esta historia positiva de una beneficiaria de nuestras Academias.